browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Besos pasionales

Posted by on 29 julio, 2013

Besos pasionalesComo dar un beso apasionado con el que sorprender a tu pareja es algo muy personal. Los cambios de ritmo y los pequeños mordiscos depende de cada persona, el momento y el lugar. Sin embargo hemos creído conveniente recopilar los datos más comunes que son necesarios para un beso pasional en la mayoría de los casos.

Hacerlo bien supone no solo unos puntos extras con la persona que lo hacemos, sino un momento único y especial que tenemos que saber disfrutar. Es como ver un bonito paisaje de montaña o una puesta de sol. Si lo hacemos bien se nos quedará grabado no solo a nosotros mismos sino también a la otra persona.

  1. Lo primero de todo es tener paciencia, como las películas de suspense hay que alargar y alargar el momento previo al contacto de los labios. Se trata de ir acercándose muy despacito hacia la otra persona ya que como se suele decir, “lo bueno se hace esperar”.
  2. También es importante, por razona obvias cerrar los ojos. Es una manera de centrar nuestros sentidos en los labios y no distraernos con nada en ese momento mágico. ¿os imagináis un beso de final de película entre los dos actores principales mientras mantienen los ojos abiertos? Yo creo que con esto queda claro.
  3. La forma de abrir la boca debe ser término medio, ni mucho ni poco, ya que no vamos a comer nada pero tiene que dejar los labios lo suficientemente separados para que hagan contactos con los labios de la otra persona. Mantener la boca ligeramente abierta suele ser lo más afectivo.
  4. El choque entre los labios y posteriormente la lengua tiene que ser suave, sin apretar ni mover de forma desenfrenada. Se empieza muy despacio para establecer la unión y adaptarse a la otra persona. No se trata de moverse más ni menos que nuestra pareja, sino de estableces una simbiosis en la que se cree un estado de unión especial.
  5. A partir de ese momento la pasión hará el resto, se acelera la respiración y la excitación dependiendo de la otra persona y las fuerzas, en ambas partes, se hacen más intensas.

Volviendo a lo comentado al principio del artículo, todo esto es muy personal y subjetivo, por lo que se hace muy complicado establecer una norma para los besos pasionales de todas las personas, sin embargo esto creemos que es lo más común entre la mayoría de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *